HOME | CONTACTA
 
Nutrición y salud
ikmenu Nutrición y salud
ikmenu Alimentos funcionales
ikmenu Probióticos y prebióticos
ikmenu Aditivos alimentarios
ikmenu Llave de la salud. El intestino
ikmenu Ecosistema intestinal
ikmenu Disbiosis
ikmenu Síndrome de Alteración de Permeabilidad de Membrana (Leaky gut Syndrome)
ikmenu Candida albicans
ikmenu Intolerancias alimentarias
ikmenu Fisiopatología y síntomas asociados
ikmenu Diagnóstico y tratamiento
ikmenu Sobrepeso
ikmenu Migraña
ikmenu Alteraciones cutáneas
ikmenu Trastornos gastrointestinales
ikmenu Fatiga crónica
ikmenu ADHD / Concentración
ikmenu Dolor articular
ikmenu Alteraciones respiratorias
ikmenu IMUPRO
ikmenu Ficha técnica IMUPRO
ikmenu Panel alimentos aditivos
ikmenu Referencias Bibliográficas de IMUPRO
ikmenu Test ALCAT
ikmenu Ficha técnica ALCAT
ikmenu Panel alimentos y aditivos
ikmenu Ref. bibliográficas de ALCAT
PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

DEFINICIÓN

Son microorganismos no patógenos que, cuando se ingieren, ejercen una influencia positiva sobre la salud o la fisiología del huésped. También llamados alimentos funcionales, son una de las herramientas preventivas y terapéuticas más eficaces para prevenir y controlar los problemas intestinales.

El término “Probiótico” viene del griego y significa “para la vida”.

En 1974 R. Parker los definió como “el conjunto de microorganismos que contribuyen al equilibrio de la flora intestinal”.

probióticosEn el año 1908 Metochnokoff, fue el primer investigador que dedujo que la longevidad de los pueblos balcánicos estaba relacionada con la ingesta de diversas cepas de lactobacillos que aportaban las comidas fermentadas.

En 1925, la Universidad de Nebraska, inicia una investigación sobre el lactobacillus acidophyllus.

En 1965, se acuña el termino “probiotico” por Lilly y Stilwell, para describir cualquier organismo o sustancia que contribuya a equilibrar la flora microbiana intestinal.

Posteriormente, en 1989, Fuller define el término probiótico como “un complemento alimenticio, a base de microorganismos vivos, que produce efectos beneficiosos sobre el organismo animal, mejorando el equilibrio microbiano intestinal”.
Desde la década de los 90 se han realizado diversos estudios y grandes esfuerzos a fin de comprobar la importancia de contribuir al equilibrio del ecosistema intestinal y sus repercusiones en la salud de todo el organismo.

BENEFICIOS DE LAS BACTERIAS PROBIÓTICAS

  1. Inhibición de proliferación de microorganismos patógenos: La flora gastrointestinal previene la colonización por microorganismos patógenos al competir por sus nichos ecológicos y sustratos metabólicos a través de varias vías:
    • Proporcionan una resistencia a la colonización, por ocupación del espacio mediante exclusión competitiva.
    • Acidifican el segmento intestinal, inhibiendo el crecimiento de los microorganismos perjudiciales que habitan en medio básico (E. Coli y diversas especies del grupo Salmonellas).
    • Sintetizan sustancias antibióticas naturales denominadas “bacteriocinas” con potente acción bactericida.
    • Inhiben la proliferación de Cándidas.
  2. Activación de la digestión de glúcidos y proteínas: El metabolismo microbiano, supone una fuente de energía fundamental para la pared intestinal. Favorecen la digestión de las proteínas. Intervienen en la síntesis de aminoácidos en especial la betaalanina que al unirse a la histidina del músculo forma la carnosina. También actúan descomponiendo la parte de celulosa resistente a la acción de los jugos digestivos y degradan la sacarosa compleja produciendo ácidos grasos de cadena corta, altamente beneficiosos por sus efectos antiinflamatorios.
  3. Mejora el sistema de defensa del organismo: El hecho de que, en ausencia de microflora intestinal, aumente el transporte de antigenos, demuestra su importancia en el sistema defensivo. Las bacterias probióticas, también modulan el sistema inmune, realizando básicamente las siguientes funciones:
    • Aumentan la actividad fagocítica de los macrófagos
    • Estimulan la proliferación de células inmunitarias
    • Producción de citokinas que modulan la respuesta Th1/Th2.
    • Favorecen la reproducción de anticuerpos, especialmente las IgA secretoras en la luz intestinal (inhiben la adherencia de las bacterias patógenas a la superficie de la mucosa intestinal).
  4. Síntesis de vitaminas del grupo B y K: Algunos cultivos de bacterias probióticas, especialmente Lactobacillus y Bifidobacterias logran sintetizar directamente niacina, acido fólico, biotina y vitamina B6.
  5. Mejoras en el metabolismo de la lactosa: Las especies del género lactobacilos producen una cantidad relevante de Beta- galactosidasa, que a su vez estimula la lactasa residual a nivel del enterocito, revertiendo en una mayor tolerancia a la lactosa.
  6. Neutralización de productos tóxicos: Las bacterias lácticas tienen la capacidad de desconjugar las sales biliares y de reducir la absorción de otras sustancias tóxicas como el amoniaco, los productos aminados y el indol.
  7. Efectos sobre el metabolismo del colesterol: A nivel experimental, en animales, se ha observado una disminución de los niveles de colesterol, al potenciar su absorción, aunque se desconoce el mecanismo de actuación.
  8. Restablecimiento de los casos de diarrea asociada al uso de antibióticos: Aproximadamente el 20% de los pacientes tratados con terapias antibióticas, cursan con episodios de diarrea y la causa es un desequilibrio microbiano que lleva a una disminución de la flora endógena. En muchos casos se debe a la proliferación de Clostridium difficile. Se han observado efectos terapéuticos positivos y concluyentes tras la administración oral de S. boulardii. La eficacia terapéutica de otros probióticos no ha sido constatada en la actualidad.
  9. Otros posibles efectos gastrointestinales beneficiosos: Mejoras en casos de estreñimiento, síndrome de colon irritable, prevención de diarrea del viajero y gastritis inducida por Helicobacter pylori.

LAS FIBRAS PREBIÓTICAS

Las fibras prebióticas son aquellas que contienen sustancias no digeribles que estimulan selectivamente el crecimiento de ciertas bacterias de la flora intestinal, favoreciendo diversas funciones del organismo. En general deben responder a las siguientes condiciones:

  • Resistir la digestión en el intestino delgado y llegar intactas al intestino grueso.
  • Bioselectividad: constituir el sustrato selectivo de determinadas bacterias beneficiosas.
  • Favorecer el metabolismo de dichas bacterias.
  • Producir efectos beneficiosos a la salud del organismo huésped
Las sustancias que tienen un efecto prebiótico son las fibras alimenticias solubles, principalmente la inulina y la oligofructosa, algunos tipos de frutas y verduras son ricos en estas fibras; por ejemplo los espárragos, zanahorias, alcachofas, patatas, remolacha, ajos y bananas. La achicoria es la fuente más común de inulina.

ACTIVIDADES BIOLÓGICAS DE LOS PREBIÓTICOS

La inulina y la oligofructosa, una vez ingeridas, llegan inalterables al intestino grueso, donde se produce la hidrólisis por parte de las bacterias intestinales, sin alterar los valores de glucemia, ni el nivel de la insulina en sangre.

Sus acciones biológicas más importantes son:

  • Producen efectos laxantes, dosis-dependiente: Su mecanismo de acción, en el caso de estos oligosacaridos, se atribuye al aumento que producen, en la biomasa microbiana, como resultado de su fermentación en el colon.
  • Estimulan principalmente el metabolismo de las bifidobacterias y aumenta su actividad.
  • Proporcionan una aportación calórica prácticamente insignificante (1Kcal/gr.).
    Aceleran el vaciado y la velocidad del transito intestinal, siendo de gran utilidad en las personas que presentan problemas de obesidad. Recientes estudios realizados en Estados Unidos han puesto de manifiesto el papel de la fibra prebiótica en la regulación del calcio y otros minerales como el hierro y el magnesio, facilitando la absorción de los mismos, de esta forma, podrían contribuir a la remineralización ósea y prevenir la osteoporosis. El hecho de que los distintos prebióticos potenciales varíen en cuanto a estructura molecular y longitud de cadena, hace improbable que se fermente a la misma velocidad o en la misma parte del colon. Esta circunstancia abriría la posibilidad de producir efectos específicos que permitiesen modular el metabolismo del colon a diferentes niveles.

SIMBIÓTICOS

Los simbióticos son alimentos funcionales de alto valor biológico, superando la eficacia de los alimentos exclusivamente probióticos, ya que incorporan los nutrientes (prebióticos) que precisa la flora bacteriana para recolonizar el intestino, por tanto sus aplicaciones profilácticas y terapéuticas son muy amplias.

 
© 2009. Todos los derechos reservados. C/ Don Ramón de la Cruz nº33, 1º decha , 28001 Madrid , Tfno.- 91.309.29.06 Aviso legal